SECCIÓN ESPECIAL: NAVEGACIÓN EN SOLITARIO

A casi todos los navegantes les atrae la idea de la navegación en solitario, pero antes de llevarla acabo, tanto para una navegación de corta duración, como para una navegación de varios días, son importantes algunos conocimientos del barco: comportamiento del barco sobre todo para vientos fuertes, dificultades para la reducción de vela, fiabilidad del principal amigo del navegante solitario: el piloto automático, así como también es conveniente un repaso de la jarcia, timón, pasacascos, grifos de fondo .etc.

EL NAVEGANTE

En cuanto al navegante, el principal problema sería "el hombre al agua", y el mejor amigo sería el arnés de seguridad, sujeto a la línea de vida. Sin ponernos dramáticos, que no se trata de esto, es vital la organización. Cuando de una maniobra se trata es importante no malgastar energía inútilmente, yo personalmente soy partidario del reenvío de toda la maniobra hacia la bañera e intento evitar los desplazamientos hacia la proa. En solitario, sobre todo en crucero, el enrollador nos facilita la reducción de vela a proa, y si la navegación es oceánica, es recomendable aparejar un estay de trinqueta con garrutchos siempre a punto; en determinadas ocasiones nos servirá para el tormentín si las condiciones lo requieren.

La alimentación es un aspecto muy importante, que muchas veces se infravalora. De una correcta alimentación depende la resistencia física, sobre todo en navegaciones de varios días, así como también la capacidad mental para resolver los posibles problemas que debamos afrontar. Dejaremos para más adelante el tipo de dieta y la cantidad de calorías necesarias.

El sueño es uno de los principales handicaps de los navegantes, no hay una norma fija de cuanto y como hay que dormir, depende siempre del tipo de navegación y del navegante, en navegaciones costeras casi es imposible dormir ya que el tráfico marítimo es constante, y cerrar los ojos cinco minutos es como jugar a la ruleta rusa. En navegaciones oceánicas o en alta mar, nos podemos relajar más, pero nunca del todo, ya que el alcance visual del horizonte es poco y aunque parezca imposible, en un corto intervalo de tiempo puede aparecer de la nada un barco mercante con rumbo de colisión. También dejaremos para más adelante las diferentes formas de organizarse para "dormir seguro".

Mientras puedes encontrar en estos enlaces, todo lo referente a las navegaciones en solitario, asociaciones, navegantes legendarios, regatas, experiencias personales

EN LA SECCIÓN ESPECIAL MINI TRANSAT ENCONTRARAS TODA LA INFORMACIÓN